Santa Rabia Magazine presenta una selección de poemas de la reconocida autora macedonia Natasha Sardzoska (Skopje, 1979) poeta, escritora, periodista, antropóloga, profesora, artista bailarina y traductora (FR, ES, IT, EN, PT, CA) macedonia. Ha vivido y criado en París, Roma, Milán, Stuttgart, Bruselas, Lisboa, Heidelberg, Rijeka, Perpignan, Barcelona y Skopje. Es doctorada en antropología por las universidades Eberhard Karls de Tubinga, Sorbonne Nouvelle de Paris y la de Bérgamo. Ha publicado los libros de poesía: Habitación Azul, Piel, Él me arrastró con un hilo invisible, Agua viva y Coxis, ensayos en revistas internacionales, novelas cortas y cuentos. Ha sido nominada tres veces por el premio nacional de mejor libro de poesía Hermanos Miladinov en Macedonia. Ha publicado poemarios en los Estados Unidos y en Italia; su poesía es traducida y publicada en varias revistas literarias internacionales. Ha participado en muchos festivales literarios entre los cuales: el festival de poesía de Bratislava, el festival Parole Spalancate de Génova, en el Festival de Poesía de Berlín junto a su improvisación de danza jazz y poesía, el festival de poesía Sha’ar Helicon en Tel Aviv acompañada por saxófono, contrabajo en una improvisación de danza contemporánea, el festival literario Bologna in Lettere, el Festival internacional de Medellin y también en varias ciudades de los Balcanes (Belgrado, Sofia, Rijeka, Plav). Ha recitado sus poemas también en el museo Revoltella de Trieste en Italia, en la Academia de arte de Berlín y en el Teatro árabe-judío de Tel Aviv. Ha traducido por primera vez en idioma macedonio a escritores como: Pasolini, Saramago, Carducci, Camoes, Carneiro, Tabucchi, Correia, Bojunga, Carvalho, Braga, Tozzi, Margarit y muchos poetas italianos, catalanes, portugueses, brasileiros, argentinos y franceses contemporáneos. Es becaria del Instituto Ramon Llull de Barcelona. Su poema Muñeca de cuerdas es publicada en inglés y español en la antología internacional contra el abuso infantil por el Festival Internacional Grito de Mujer.
 
CARNIVORO
 
yo
te aplasté
te mordí
te rumié
te comí
humildemente te rompí
para que seas
solo mío
para arrastrarte a mí misma
como un encaje de seda
para que me entiendas
para que vivas en mi cuerpo
pero tu: sin embargo
estabas empapado en aguas bajas
jugando con mis pies
mientras me hundía en tu palidez
y te hablaba en lengua que no entendías
sosegada te tomaba
te robaba con mis manos sucias
y te chupaba con mi garganta limpia
y te lamía con mi lengua solemne
y todos tus engaños se vuelven en verdades
que se rompen de tus músculos
mientras debajo de ti desgarro
mientras me trago el semen salvaje
mientras espero que nazcas
otra vez en mí

 
 
TRAICION
 
la pasión no obtiene jamás perdón
pier paolo pasolini
 
con ojos bien cerrados
te robé tus noches
con dientes y uñas
las roía y martillaba
para enfilarles
a través de una sonda
todas mis existencias anteriores
 
soplaba en tus alientos inciertos
y enfrié tus pasos insidiosamente
con el liquido de mi litoral
con el brillo de la cuchilla
 
yo te traicioné:
 
así como le conviene al verdugo
rendirse ciegamente
y sin fe
y sin lazo
y sin trazo
en la masacre
en la noche ciega
de bartolomé
 
 
ESCENARIO ENGANOSO
 
orinaste en mi boca
escupiste en mi cara
ingenuo y dedicado
me apagaste como una estación de radio
me dejaste en un carrito
en un supermercado barato como un niño
con los dedos sucios en la boca
 
pero que pensabas
¿no lo sabías?
que eres parte del crimen perfecto
y que me quiero despertar sola
y dedicada a componer
exacta hasta el minuto:
 
mi propia
autodestrucción
 
 
NARINAS
 
 
adentro de mi encontré
albas blancas
que todavía no amanecen
y no me pertenecen
 
no soy el cielo de nadie
 
vendí mi cuerpo a hospitales extranjeros
ofrecí mis órganos a unicef
transcribí mi nombre en las policías extranjeras
 
en el lobby del hotel pisé larvas
que surgen ahora como nervios exógenos en mi piel
testimonio socavado de las habitaciones equivocadas
 
pero yo no soy nadie
no tengo prole del abdomen
no he matado ni siquiera mis decadencias
 
entiéndeme
solo quería olerte
tú que eres todo de mí
y nada
y en eso nada
vas a volver
y por dentro de mí
otra vez
te vas
 
recoges de mi boca
tus rebanadas y picaduras
para disolverse en mi lengua
pero no puedes
la vida comienza contigo
aún tu no lo sabes
no sabes que mi comida es una voz distante
que solo tú puedes escuchar
y la ahogas en mi garganta
para que no salga
y me muerdes el cuello
y aun así me lo devuelves:
 
con el arrancado
nervus vagus
 
 
EL AGUA QUE BEBES
 
me gustaría ser el agua que bebes
mientras trabajas mientras te despiertas solo
en la noche de miedo en los sueños que no son tuyos
mientras viajas de un punto a otro de la ciudad
adonde no querías vivir mientras respirabas
después de los cuerpos que dejaste atrás
tus movimientos: que no querías habitar
me gustaría al menos por un momento estar
en el agua que humedece tus labios sedientos
sobre tu piel la lluvia que estalló de la nube
pesada de tus cielos oscuros
el agua que te da la alegría del desierto
que te trae el día y la reliquia de la memoria:
me encantaría ser tan transparente y tan vital
tan indispensable: para ti
 
 
TRAPECISTAS
 
no hay espacio
no hay vasos vacíos
de nosotros
somos las sombras
de los cuerpos imposibles
buscamos la noche
para escondernos lejos
lejos de nuestras quimeras
y después nos miramos
miramos cómo se abrazan
nuestras manos en la pared
mientras nosotros
nos separamos
de nuestra carne
 
 
CUERPO CONFINADO
 
ese cuerpo no es mi cuerpo
en mí viven otros cuerpos
que yo llamo míos
porque a mí
pertenecen
 
yo tengo un pacto
con todos los microorganismos
que en mí viven
y que me buscan
que gritan por adentro
que me queman
que quieren salir de mí
pero yo nunca les voy a dar
tregua
 
 
PACTO
 
hice un pacto con la habitación
donde duermes
en la hora de tu sueño
me enhebré
para poner una pluma suave
sobre tu frente
y llevarte por tu mano a la fuente
de alegría lejos de tu dolor:
en las altas horas de la noche me inserté
en las paredes que te miran
como un banquero personal
rígido y severo
quien te quiere imponer
una hipoteca a un precio
de la vida
toma y vete
más allá de los tiempos capaces y
previstos para el amor humano
dentro del reloj de péndulo
me metí para medir tu tiempo
me zambullí en tu vaso de agua
para que me bebas cuando estás desolado
para que tomes la vida que está en mí
y por fin ordené a las ventanas cerradas
cegar la luz de tus miedos
para mitigar los párpados
fracasados al despertar
cuando allí estaré yo
solo el aire
que tú respiras
 
 
ECO DEL SILENCIO
 
no te pregunto por qué
porque no se pide nada
no conozco la razón de esas cartas
solo me queda el vago recuerdo. la memoria
profana. pero yo sé muy bien cómo cantar las reliquias de los indignos.
solo yo sé cómo sucede. ya sé cómo cae la sombra
detrás de la cortina de las noches blancas. detrás de tus palabras.
y te hace olvidar la luz. el temblor indeleble.
la alegría muda de tu garganta. y sé también cómo se ahoga
tu respuesta en el eco vagabundo de tu silencio: yo sé.
lo sé. sé cómo matas tu corazón primero
antes de matarme por dentro.
 
 
ESPINAS
 
 
fue mortal
nuestro salto al vacío
no te estaba pidiendo que lances
tu mirada porque creí en tus manos
en el aire espeso: tu
voz sosteniendo mi cuerpo:
 
pero te perdí.
 
perdiste todas
las llamadas SOS que desde lejos
te empujaron hacia mí
junto con los barcos en alta mar
que lanzaste desde niño hacia tu sueño
que todavía hoy no encuentra su nave:
 
: en mares remotos desconocidos
todos tus movimientos son sordos:
 
pero ahora cuando sucedió
el terremoto en el corazón
ya no estamos en el columpio:
te has convertido en roca
que se estrella en las olas
de mi mar agitado
que se desmorona de la injusticia
por los imperios tragados:
 
aun eres tú la roca
que me salva
y contra la cual
me estrello.
 
[pero más nadando hacia ti
más te alejas de mí
estás en todas partes y no estás
en ninguna parte
excepto en la orilla de mi corazón
que no me atrevo a alcanzar:
 
el mar no tiene fronteras
me digo yo misma]
 
pero no podría ser felicidad
te dijiste a ti mismo
aún tienes la libertad en tus manos
 
no podría ser felicidad
te dijiste a ti mismo
con la espina en el corazón
 
pero eres la espina de mi rosa
y te enhebras en mi dedo
eres la espina que se atasca
en mi garganta
y eres la espina dorsal
que se despega
y abandona
sin justicia
mi carne
 
 
PÁJARO RARO
 
Llenaste mi boca de palabras solemnes
empapadas en agua fangosa
gris oscura intocable.
 
Me llevaste a un lugar que nadie conoce
un paso por encima del vórtice
un respiro por encima del viento.
 
Me mostraste las zonas de arena en invierno
desaparecidos picos de sosiego me revelaste
en este silencio refinado bloqueaste mis miedos.
 
Me derramaste para tomarme vestida de rosa
y me amarraste alrededor de tu cabello
como corona beduina negra.
 
Me trajiste a esta ciudad sin nombre
envuelta alrededor de mí misma
y ataste mis huesos en cuatro lados del mundo
 
y luego los sacaste de mi garganta:
 
para que no me ahogue.
 
 
HIMEN
 
despues de volverme
el primero aval judío
en la cama ensangrentada
de la américa del sur
bebí toda de una vez
la violencia de la realidad
 
[y el elixir para una cara sin arrugas
para piel de colágeno lisa como serpiente
para un culo duro como una avellana]
 
y me puse en la vagina
un corazón crudo de gallina
lo empujé con mi dedo medio
bien en lo profundo de la pelvis
 
así que me convertí en demiurgo
de mis propias costillas
 
 
CARNE VIVA
 
cierro la boca
de esta ciudad y de cada ciudad
donde no estuvimos
pero podríamos
ah: cuánto podríamos
 
porque debe existir
un balance en el mundo
y la arteria a empujar
y la vena a reventar
y la linfa a sosegarse
a prometer paz:
 
y tu tienes que doblar tu cabeza
como cuando te chupas la sangre
del dedo rayado por el cuchillo
como cuando te quitas
una uña
 
de carne viva
 
 
CIUDAD MUDA
 
no te deseo el dolor
que se hunde bajo el vaso sanguíneo
de la ignorancia
es mejor que una bandada de águilas mudas
te desgarre del engaño
y que quemes
en la vorágine de la pregunta
que arder y anhelar como un cuclillo cobarde
bajo de tus venas veladas callado
 
porque solo entonces sabrás:
 
has ganado algo
y deberías haberlo perdido
 
paris, 2012
 
 
SEMEN SELVAJE
 
se derraman los años
los ojos llenos de púrpura
el fuego vivo en la garganta
 
a la hora perdida
nosotros quemamos
el tiempo impenetrable
 
para ser disparados somos listos
siervos aun indiferentes y mudos
dejamos conchas atrás de nosotros
 
somos la serpiente atornillada
pegajosos el uno al otro
uñas y pelvis
 
espasmódicos como un feto
fundamos el oro negro
tragamos las llamas
 
para no perderse
 
en el campo es fértil:
 
para sobrevivir
 
 
ESTRATEGIA DE LA DERROTA
 
conozco el hada
que se hunde debajo la ignorancia
 
una manada de dientes salvajes
le rompe el silencio
 
: subcutáneamente.
 
no quiero perderla
irreversible
porque es todo lo que tengo.
 
pero aunque si
aunque ahí
yo lo sabré:
 
he ganado tierra nueva
y habría sido mejor
obedecerme
 
 
ORILLA DEL MAR
 
(…) caminante son tus huellas el camino
y nada más
antonio machado
 
 
existe un espacio
lejos de ti
lejos en nuestro tiempo pasado
en la inmersión de nuestro olvido
en el punto donde se pierden todos los vientos
donde todos los caminos confunden
el espacio honesto de tu derrota.
 
te pregunto:
sacrificarás tu espacio encadenado para respirar
para deshacerte de tu propia mentira
arder en las zonas soñolientas del silencio:
 
dices que piensas al futuro
y no sabes a dónde ir a almorzar
en este simple tiempo presente.
 
existe una zona
no caminas por ahí
allí se forjan las respuestas altas
que buscas y no quieres encontrar
ahí el mediterráneo borbota
ahí se aman las rocas rojas con los bajofondos azules
los vientos despiadados te rompen el compás
levantan lienzos blancos sobre las velas
para que tú determines tu dirección allí
pero tú rezas humildemente
que te fundan las cadenas  
en hierro bermejo líquido
en oxígeno sereno que da vida.
 
existe un lugar
quien te renueva
quien te vuelve a iluminar
quien te forma y te llama
allí los molinos de viento están
moliendo tu tiempo remoto
los veleros marcan tu tiempo futuro
los paiños tejen tu itinerario de viaje
y sigues adelante sin tener nada para decir
y esperas en silencio tener para rato
y te agachas a la cara
y separarte no quieres
por encima
de sí mismo
 
en junio del 2016
caminando a pie por el litoral
entre Argèles-sur-Mer y Collioure
 
 
 
MI DOPPELGANGER
 
me puse la crema antiarrugas
hecha de fetos abortados
mis hijos no me lloran
 
mi libertad incauta
consigue un pasaporte
en habitaciones de hotel
 
cuando busco a alguien
siempre y solo me contestan
desde la recepción
 
aún elijo solo y siempre
c e r o
 
el espejo en la pared
es mi siervo 
lo ato a los armarios
para que guarde el silencio
porque él conoce mis palabras
del contexto extraídas
me mira para intimidarme
aunque es mi cómplice
aunque si él no confía en
aun cuando estoy para todos
mal entendida
erróneamente
transmitida
para el no lo soy
el me conoce
el me observa dice: incluso
cuando me escondo de las criadas hoteleras
cuando grito con cera roja en los labios
con venas hinchadas sobre mis sienes
contra la carencia de la existencia
y hasta como estoy ahora así
pasada por agua
fresca y blanda:
 
con 150 gramos
de celulitis
 
 
ABORTO
 
el día es solemne
solo porque nació
un sol frío se derrama
a través de las pestañas
y sin embargo hay que
levantarse y
matar:
 
vergonzoso el silencio
las manos los pies estériles inmóviles
el sistema nervioso despojado
en el hueso sagrado un huevo
la boca pegada por una máscara
para entrar en la cámara de gas
 
[o para no cambiar de idea]
 
solo el oxígeno mantiene vivo
el cuerpo y los dos corazones
palpitando en mí
 
debajo de mí la mesa quirúrgica te separa
de la gravedad de la tierra hipócrita
y del éter adonde te evaporas para siempre
 
pero de alguna manera
me compenso para
todas las fracturas anestésicas
de las mujeres mártires
mientras con una cureta de acero
 
me rasgan
 
el útero
 
 
CIELO SIN MAREA
 
muda la marea en mi pecho
chupa mis costillas
suaviza mis entrañas
y te vomita el pretexto
por todas las verdades
con las cuales me has engañado
por todas las luces que has pisoteado
mientras caminabas hacia mí
y no sabías que
me pisabas a mí
y que somos grandes
tanto cuanto hemos visto
por dentro
no tanto cuanto
hemos
estado
 
 
ME DUELES
 
Me dueles en todo mi cuerpo
Me dueles en el vacío de mi pecho
Adonde estás tú y yo no
 
No puedo sacarte
Pulpa salvaje pegada en cada célula
Virus fusionado en cada átomo
Eres la órbita de mi perdición
Me miras desde cada rincón
No puedo separarte del espacio vacío
No puedo encontrar un sol nuevo
Para el amanecer
 
En mis ojos estás grabado
En mi corazón inyectado
En mi carne germinado
En mi garganta atascado:
Esqueleto.
 
Share This