Santa Rabia Magazine presenta 3 poemas del venezolano Ender Rodríguez (San Cristóbal,1972) Escritor y artista multidisciplinario. Licenciado en Educación Integral. Ha publicado: Cantos del origen (2001, CONAC); El sofá de Beatrice (2006, CENAL); Primavera cero (IPASME, 2007); Creactivo I (BARIQUÍA , 2007); Rabo de Pez Nuevos idiomas en la creación formato e-book (FEUNET, 2014), Entrecruzamientos (EAE Editorial Académica Española, 2015), Ex sesos y asa res Borrones para textos no tan perversos (CENAL, 2016), El Blues de la Parca –  cuentos grotescos (AMAZON, 2017), Creactivo II (AMAZON, 2017), Poemas Absurdos (LP5 Chile, 2020), y VISO Poesía visual, objetual y collages en Venezuela (SABERULA, 2020),  entre otros libros publicados en internet, y en físico como coautor. http://enderodrigueznomeempoeme.blogspot.com/
 
 
PASEO
 
 
A Juan Romero Vinueza
 
 
Bajando el acantilado
donde no vivió jamás mi padre
me encontré una muy hermosa cabeza
adornada con plumas
 
El gordo David se encontró una
hace una década
e hizo un cuento sobre ella y él
como una novela de amor bastardo
con drama
 
A todos les encanta una linda cabeza que hable
sobre política y deportes
y que sea divertida
mientras bebe contigo
 
Le di de comer
y me contó todo sobre su vida
y sobre cómo la separaron de las piernas
espalda y sexo
 
Fuimos juntos a buscar los trozos de la mutilación
pero nada
en cambio nos topamos
con unos lindos pies
muy menudos
y peculiares
 
Los llevé a casa
en la repisa
donde encima de los pies
puse la cabeza
a la que llamé You
 
De esta forma
You, los pies y yo
convivimos hasta que vino el dueño
de la cabeza sin pies
y se los llevó muy lejos
a You y a sus pies
 
 
Espero no perder la cabeza
por haber perdido a You
y a esos hermosos pies
 
 
Anti-manual de instrucciones para relajarse:
 
 
1.Haga intermitencia con sus ojos como semáforo epiléptico para formatearse internamente.
2.Procure no gemir o sobre excitar sus chacras “69” y “G”.
3.“Namasté” debe en caos, gritarse con piernas y brazos girando hacia sus axilas.
4.No se imagine en la piel del presidente ni dentro de una vivienda de cartón que suena clap clap clap bajo el feroz aguacero.
5.Tampoco se estimule soñando en un “petro standart oil”, si no hay luz.
6.Visualice y decrétese ser un delgado “buda” con sex appeal, un tipo suizo no deprimido o un holandés “light” sin obsesión con la limpieza bucal y el melodrama.
7.Aquí no existe Greenpeace, olvídese del Guaire. Tranquilo pequeño saltamontes, que no le asusten los monzones, a Carapita no llegan ni en tren.
8.Si su madre lo ve doblándose sobre sí mismo como un Yogui, no le hable a ella o a la madre de su madre, ni a la de su esposa. Es de mala suerte.
9.Suelte y confíe, Pague y cobre, de todos modos, no se salvará hoy ni mañana.
10.Vuelva a repetir el paso tres, pero esta vez no hacia sus axilas sino hacia el infinito de Goku.
11.No esté pronunciando la palabra “Namasté” como paranoico entre sus vecinos, familiares, ni mientras arma bronca en los bares.
12.Luego de todo esto, Usted no volverá a ser el mismo, ni se llamará como Usted se llama. Es más, no recordará nada mañana en la mañana.
 
 
COMO PESSOA
 
                                            A Daniel Arella
 
 
Como Pessoa
me pongo
a pensar en una piedra
y veo la piedra
acostándome al lado de ella
 
Le miro por el rabillo del ojo
y le hablo
y espero a que me hable
 
No lo hace la muy piedra
 
Y me percato que quizá no tenga deseos de hablar pistoladas
como otras piedras que sí hablan pistoladas
o como algunas que cuentan historias vulgares muy divertidas
 
Pienso en cómo se sentirá
o cuanto frío o calor tendrá la piedra en su alma
me pregunto ¿cómo hará el amor?
si beberá wiskie o si deseará ser una famosa piedra
que se dedica al espectáculo porno para piedras
 
Pienso en que su lengua debe ser rugosa
y tendrá piedras enemigas y depresión
o querrá irse a vivir lejos
y comprar un auto, un perro, y debe imaginar
que puede sembrar mucha marihuana
y de repente no querrá trabajar más nunca esta piedra
que no me habla
 
No soy esquizofrénico
bueno tal vez, un poco
en cambio soy algo pesado como Pessoa
pensando en piedras
 
Share This