Santa Rabia presenta una selección de tres poemas del poeta Dante Lecca (Chimbote, Perú, 1957). Periodista, escritor y gestor cultural. Es autor de diez libros de poesía publicados entre 1973-2015, reunidos en la obra “Cosecha de Otoño”, editado la Municipalidad Provincial del Santa, el 2016. “Inframundo y otros poemas” es un nuevo libro publicado el 2017. También es autor de libros de cuentos para todo público y cuentos infantiles, así como ha publicado la novela “Infierno mínimo de Germán Solís” por parte del Fondo Editorial de Chimbote, en el 2018. Ostenta el Primer Puesto en el Concurso Nacional de Poesía Popular, Tarea – Lima (1981), Finalista del I Concurso Nacional de Poesía Juvenil, El Diario – Lima (1983), Primer Puesto de los Juegos Florales de la Provincia de Ilo (1992), Mención Honrosa en el Concurso Nacional de Poesía, Municipalidad Distrital de Paucarpata – Arequipa (1993). Ha recibido la Medalla de la Ciudad de Chimbote (2016) y la Medalla de la Ciudad de Nuevo Chimbote (2017). También ha recibido reconocimientos de la Universidad Nacional del Santa, Universidad San Pedro, Universidad César Vallejo y el Ministerio de Cultura. Los poemas pertenecen a su libro “Inframundo y otros poemas”.
 
 
LA CASA VACÍA
 
 
Puesto que por largas horas la casa permanece vacía
podrían muy bien vivir aquí otras personas
no importa que desconocidos pasen a beber agua
nadie sabe de los cruentos desiertos
que deben haber atravesado
les gustaría acaso sentarse a leer
servirse algo de la comida que dejamos
o escuchar música de la aromática caja de cedro
con tal que no se lleven las cosas o dejen sus recuerdos
ni degüellen al gato o al menos no dejen huellas
esta casa es grande nunca podemos ocuparla del todo
más hijos tenemos y seguimos construyendo
sótanos y pisos superiores
no sería mayor problema que vengan por aquí
en las horas que nos alejamos
peor es el vacío cuando la casa se queda a solas
es mejor que sea así
que se sientan cómodos en nuestra ausencia
y no que vengan un día a visitarnos de improviso
toquen la puerta con sus pistolas
y nos masacren a todos por las puras y santas huevas.
 
 
AL ANOCHECER TE DESCONOCES
 
 
Al anochecer te desconoces
eres otro
dejas tu mandil de alquimista
y sales a buscar desesperado
labios frescos
el cuerpo de una mujer joven
ya no eres el anciano que talla dentro de sí
la figura de un hombre preso
en la biblioteca del tiempo
libre
en la primavera nocturna
buscas el sueño de la felicidad
que perdiste una noche
en una apuesta con el fuego
cuando caía la nieve
sobre tus golpeadas manos
dormidas.
 
 
SI ME FUERA DADO VIVIR UN DÍA DE MÁS
 
Esta tarde vi llover
vi gente correr
y no estabas tú…
Armando Manzanero
 
Si me fuera dado vivir un día de más
me gustaría quedarme a solas
para pensar por última vez
el sentido de la existencia
después de eso buscaría a un amigo
con quien sentarme a conversar
como si la vida fuera eterna
luego quisiera volver a escuchar
una canción de Armando Manzanero
sentir cómo se diluye el tiempo en mis venas
mientras asoma la muerte
entre las dos lunas gemelas de tus senos
y que cuando caiga la lluvia
y la gente corra a protegerse
te encuentres tú.

Share This